Zapping

El País, 21 de noviembre de 2004

SERGI PÀMIES

Pedofobias
Recibo por correo un ladrillo que lleva el título de Informe anual sobre el cumplimiento de la función de servicio público del Grupo Radiotelevisión Española en 2003. No es un título muy seductor y es un volumen difícil de manejar: pesa 1.460 gramos.

Autobombo
Se trata de un publirreportaje impreso a todo color que analiza, desde un punto de vista acrítico, la actividad del grupo. Hay datos que invitan a la reflexión. Leo en la página 203: "TVE es la única cadena generalista de ámbito nacional que emite diferentes programas dirigidos a niños menores de cuatro años, poco rentables económicamente". Según cómo se lea, acabas dudando de quiénes son poco rentables, si los programas o los niños. De todos modos, gracias por el regalo. Si entra un ladrón en casa, se lo tiraré a la cabeza. Seguro que lo mato.

'Piercing'
Defender a los niños está de moda. Algunos predicadores levantan su apocalíptica voz buscando la atención de un público que recibe sus demagógicas fobias con indiferencia. Entre las últimas acusaciones está la que compara a Javier Sardá con un demonio terrorista. Me habría encantado saber qué opinaba Joan Ramon Mainat de semejante chorrada, pero una diabólica y terrorista enfermedad se ha llevado para siempre la ambición de Mainat de que cada uno haga lo que crea conveniente. Una cosa es discrepar legítimamente de muchas cosas que ocurren en la tele y argumentarlo con vehemencia y otra, muy distinta, es delirar. Pero a veces se analiza lo que se ve desde la superioridad moral y no desde las evidencias. Ejemplo: si Las cerezas emite un reportaje a destiempo sobre piercing en el pene, la evidencia es que Julia Otero está haciendo lo mismo que hacen El diario de Patricia o 7 días, 7 noches. Y decirlo no significa traicionar los principios de la televisión pública ni ser un retrógrado puritano.

Festival Puyal
En Por la mañana, Inés Ballester fue azuzada por una colaboradora para felicitar a su padre (el de Ballester) por su cumpleaños. Parecía incómoda, pero se sumó a una tradición que empieza con los discos solicitados y sigue con Paloma Lago en Nochevieja mandándole besos a su hijo. Puestos a felicitar, felicitemos a Joaquim Maria Puyal, premio Ondas 2004. Puyal estuvo en La nit al dia (Canal 33) y dio una lección de comunicación, combinando una arrolladora estrategia de seducción con un discurso coherente. Comparó el trabajo de comunicar con el de cocinar: "Además del oficio, es importante manejar materia prima fresca y nutritiva". Le entrevistó Monica Terribas y, al final, Puyal le dijo: "Espero que te haya complacido la entrevista". Humildemente, creo que fue un error, porque la frase rompió el protocolo del género. Me recordó esa pregunta que, tras el coito, hacen los amantes cuando aún tienen deseo de agradar: "¿Te ha gustado, cariño?". A ver quién es el valiente que dice que no.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.