A los grandes, suelen prescribirle los delitos

Editorial del 15 de octubre de 2013

La sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado está mañana la condena de prisión de cinco años y medio a María Antonia Munar, expresidenta del parlamento Balear, exlíder de Unió Mallorquina, colaboradora necesaria de gobiernos del PP y del PSOE en las Illas y por tanto, mujer muy poderosa e influyente durante muchos años.

El Supremo confirma la condena por malversación de Caudales públicos, lo que obligará a Munar a permanecer en la cárcel ya con condena en firme.

Recordemos que la pena de 5 años y medio se le impone por dos subvenciones irregulares de 240 mil euros a una productora de televisión de la que era propietaria, los años 2004 y 2005.

Los números de la corrupción en España son tan espectaculares que los 240 mil desviados por Munar, con ser mucho dinero, languidece en comparación con las cifras que se manejan en otros escándalos. Bárcenas, los Ere, el propio caso Malaya.

Veremos si todos los que tienen que acabar en la cárcel, la pisan y les confirman la condena. A los grandes, suelen prescribirle los delitos. Eso, cuando se han podido demostrar.


© 1998-2018 www.juliaotero.net