Editorial del 17 de octubre de 2013

El Supremo ha desestimado esta mañana el recurso presentado por el Gobierno contra el artículo que preveía una indemnización a la empresa del proyecto Castor si éste se malograba.

Los abogados del Estado no discutían que hubiera que indemnizar a la empresa de Florentino Pérez -tiene el 66% de la corporación que trabajaba frente a las costas de Castellón- pero sí que esa compensación no debiera producirse si en la gestión del Castor la empresa cometía conductas dolosas o negligentes.

El Tribunal Supremo nos ha derrotado a todos y habrá que pagar a Escal UGS 1.700 millones si cierra el proyecto Castor. Con total descaro los abogados de la empresa, alegaron que nunca se hubieran lanzado a ese proyecto si el ministerio de industria no hubiese firmado esa claúsula. Así pues lo firmado por el gobierno de Zapatero no ha podido deshacerse.

Preparémonos a pagar entre todos 1.700 millones a la empresa de Florentino. Hay personas que siempre ganan, a costa de que pierdan los habituales.


© 1998-2021 www.juliaotero.net