Cuestión de estilo

ABC, 22 de agosto de 2004

F. ÁLVAREZ

Ilusión, verdad y libertad son el santo y seña de la campaña que ha emprendido ahora Televisión Española de manera oficial; es decir, con el dinero de todos y a tutiplén. En realidad se puso en marcha mucho antes, allá por mediados de marzo, oficiosamente, cuando tampoco se sabía qué hacer para profesionalizar la radiotelevisión pública pero al menos se guardaban algo más las formas de puertas afuera.

«Se merecen otra televisión» persisten los promocionales de la cadena pública en una cabriola conceptual para presentar la falta de alternativas como algo natural por esperado, fruto en todo caso de una mala gestión del pasado más inmediato. Ni siquiera la TV privada se atrevió a tanto en lo más crudo de la crisis publicitaria.

La estrategia es perversa. Televisión Española no vende programación para la nueva temporada, sino redención, valores y virtudes. Ahí es nada. El Gran Wyoming y Julia Otero se han convertido en los proyectos humanos sobre los que la emisora promete erigir «otro estilo». Luego, si la audiencia sigue en picado nadie podrá decir que TVE no está a lo que está.

Ni programación de calidad ni servicio público ni gestión empresarial transparente y cabal. Simplemente otro estilo. En fin, habrá que seguir pendientes del «Vogue».


© 1998-2019 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.