“La nostra” es de todos

La Vanguardia, 20 de abril de 2004

JOSEP M. BAGET HERMS

La normalización lingüística fue uno de los objetivos que justificaron, entre otros, la creación de TV3 hace ahora poco más de 20 años. A esta tarea se aplicaron con rigor sus profesionales y cuando la infeliz Sue Ellen fue calificada de “pendó” por su suegro en un capítulo de “Dallas” esta expresión se convirtió en signo emblemático de la normalización. Con el paso de los años, y sobre todo a raíz de la competencia de las cadenas privadas, que han obligado a buscar nuevos sectores de audiencias, estas costumbres se han ido relajando y la pasada semana el director general de la CCRTV Joan Majó se consideró en la obligación de “pedir” a Andreu Buenafuente y Julia Otero que emplearan más el catalán en sus entrevistas.

Con la lengua hemos topado y ya se sabe que éste es un tema espinoso: Andreu ha aceptado las críticas y promete rectificar, y Julia no ha querido pronunciarse sobre la cuestión. En realidad, la alusión a la directora presentadora de “La columna” parece fuera de lugar y tal vez ha sido un pretexto para no dejar únicamente en evidencia a la estrella de “Una altra cosa”. Puestos a advertir, la petición podría extenderse a los programas futbolísticos, donde desde hace bastantes años no parece existir una línea clara al respecto.

Julia Otero ha respetado, con encomiable profesionalidad y en el marco de su derecho a la libertad de criterio, las normas escritas –o no– según las cuales el entrevistador pregunta en catalán y el invitado responde en castellano. Buenafuente, en cambio, ha preguntado en castellano a Luis del Olmo, por ejemplo, incluso cuando éste le reclamaba que lo hiciera en catalán. Más allá de otras consideraciones, la presencia de figuras del ámbito audiovisual español en “Una altra cosa”, y el paso frecuente de una lengua a otra de sus presentadores, significan un plus de audiencia y sirven para que los sectores castellanohablantes, que no suelen conectar TV3, se vayan familiarizando con la televisión autonómica, y eso es muy positivo. No olvidemos que “la nostra” es de todos.


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.