Fernando Ónega dirige su carta en La Brújula a la directora y presentadora de Julia en la onda, Julia Otero, que regresaba por un tiempo a las ondas.

ondacero.es, 30 de agosto de 2021

Fernando Ónega

Por Fernando Ónega

Buenas noches, entrañable Julia Otero. Compañera del alma, paisana de corazón y tierra, maestra en el oficio de contar, guía de las tardes de la radio. Hace seis meses, el día 22 del frío febrero de la peste, nos dejaste helados al pronunciar, tú lo dijiste, la palabra que daba miedo. El cáncer se había fijado en ti para apartarte de este micrófono. No recuerdo a nadie que lo haya anunciado con tanta entereza. Y desde entonces empezaste una batalla heroica contra la enfermedad.

Te he visto en fotos, con una lozanía impropia de la gravedad del asedio y lo celebré como todos tus oyentes. Supe que te acercaste a tu Monforte, a tu Penela, para ver tu casa y curarte quizá de la morriña. Te escuché cuando te volviste a asomar al micrófono por sorpresa y sonabas como siempre, firme y vigorosa, libre con la libertad de los grandes. Y me emocioné esta tarde al conocer de tu propia voz tu parte médico: has pasado un tramo de tu calvario con fortaleza y rodeada del afecto de tus seguidores.

"Eres la luz que ilumina en medio del caos y la confusión"

Ahora viene el segundo, que tú llamas de "corta y pega", y esa ceremonia se hace con bisturí. La llaman cirugía. Te dije el 22 de febrero que esta batalla la ibas a ganar y hoy, después de oírte, lo puedo reconfirmar: esta batalla ya la tienes medio ganada. El otro medio lo ponen tus ganas de vivir. Estás fuerte, Julia. Se te oye con esa fortaleza que ha distinguido su trayectoria profesional. Y si algo te falta, tienes el empuje de tus seguidores que te escriben, te llaman, te mandan mensajes de aliento, porque eres de las figuras más queridas de la radio; porque eres la compañera de muchas soledades; porque eres la luz que ilumina en medio del caos y la confusión; porque eres la presencia deseada de las tardes de España.

Tu décimo quinta temporada, Julia. ¿Cuántos programas son esos? Cerca de 5.000. Cinco mil lecciones de buen hacer que hoy coronaste con seis verbos que resumen tu forma de entender el oficio: "reír, llorar, pensar, emocionar, divertir". Y, por supuesto, "informar". Me quedo con los seis, Julia Otero. Los tomo, a mi edad, como normas para seguir en el micrófono. Y, sobre todo, celebro tu presencia. Que no es provisional. Es el glorioso anuncio, el magnífico anticipo de un retorno próximo, definitivo, triunfante y feliz.

 

 


© 1998-2021 www.juliaotero.net