Editorial del 11 de febrero de 2021

La decisión del TSJ del País Vasco de reabrir la hostelería, en contra del criterio del gobierno autonómico, ha provocado un terremoto en toda España. Hosteleros de todo el país ya han anunciado su intención de recurrir a las restricciones que afectan al sector. La sentencia no sienta jurisprudencia pero está provocando un efecto dominó. Si ya era complicada la estrategia sanitaria y política el asunto ahora se pone endemoniado.

Han sido polémicas las declaraciones del responsable de la sentencia. Según el juez Luis Garrido los epidemiológocos no son más que médicos de familia con un cursillo y los confinamientos medidas medievales. El juez Garrido dice que no es negacionista, pero cuando un negacionista niega serlo, ¿miente o dice la verdad?


© 1998-2022 www.juliaotero.net