Usando la descalificación, los políticos ensucian la vida pública

Editorial del 8 de octubre de 2019

"Un partido de lameculos paniaguados mezclados con ladrones pijos. Traidores, acomplejados, inmorales y nacionalistas". Todo esto es lo que opina Juan Carlos Girauta del PSC, el partido al que unas horas antes Ciudadanos pedía el apoyo a su moción de censura contra Torra.

No es la primera vez que vemos a nuestros políticos insultarse personalmente, pero no deja de sorprender que sigan usando la descalificación y el lenguaje grosero cuando lo más probable es que necesiten sentarse a pactar tras la repetición electoral. No solo eso, ensucian la vida pública y envalentonan a otros a perder el respeto hacia el prójimo. No hay más que pasearse por Twitter, por algunas tertulias o por el paisaje escrito de ciertos articulistas, para darse cuenta de que la bajeza moral se contagia como un virus.


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.