Esperemos que los cálculos de Hacienda no sean como los de otros años

Editorial del 2 de diciembre de 2016

Muchas cifras hoy sobre la mesa de la actualidad informativa. El gobierno ha aprobado el techo de gasto para el 2017, esto es la cifra máxima que el Estado puede gastar en todas sus partidas durante el año que viene y que asciende a algo más de 118.000 millones de euros.

La cifra no dice nada a un profano salvo que se añada que esa cantidad es cinco mil millones inferior a la del 2016. Aquí empiezan las cuentas de la lechera: Montoro espera que el resto de su paquete de medidas consigan una recaudación extra de 7.500 millones, de modo que se compensarían con creces los 5 mil millones de menos que tiene este año el gobierno para atender a todos los gastos.

Por el bien de todos, esperemos que esos cálculos no sean como los de otros años, que se las prometían muy felices y se equivocaron estrepitosamente. Por de pronto, sube el tabaco, el alcohol, las bebidas azucaradas, no podrá pagarse más de 1000 euros en metálico y se limitan las deducciones en el impuesto de sociedades.

No nos engañemos, cada euro de más que se recaude respecto al año anterior lo habrán pagado los que toman copas, las empresas, los fumadores y los adictos a la chispa de la vida y similares. Pocos se librarán de estar en alguno de estos grupos.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.