Julia enseña y aprende en LA RAZÓN

La Razón, 15 de octubre de 2008

ANIVERSARIO/ LA PERIODISTA CELEBRÓ LOS 10 AÑOS DEL PERIÓDICO HACIENDO EN SU SEDE SU PROGRAMA

Julia Otero cree que «siempre se aprenden cosas al hacer un programa con público» y prevé que «el futuro unirá radio e internet».

Miguel Arroyo

Política nacional e internacional, humor, tertulia de actualidad... Una vez más, nada faltó en «Julia en la Onda». Lo único que diferenció el programa de ayer de cualquier otro de los que ha realizado Julia Otero fue que cambió su habitual plató barcelonés por el salón de actos de LA RAZÓN, y que estuvo acompañada tanto por público en directo como por las decenas de miles de personas que pudieron verla, tanto a ella como a sus colaboradores, a través de la página web del periódico.

Y es que para la periodista lo de menos es el lugar donde se haga un programa, «el medio es el mensaje, la radio puede hacerse tanto desde este sitio como desde cualquier otro rincón con muchos menos medios». Lo fundamental para ella es «tener un programa flexible, que se pueda adaptar a la idiosincrasia del lugar desde donde se emite, pensar en esas personas que hacen de anfitrionas tuyas».

Julia Otero quiso hacerlo en esta ocasión desde LA RAZÓN, para celebrar el décimo aniversario de este periódico, y precisó desde el mismo que «lo fundamental en este medio es intentar ser comunicativa y divertir, no aburrir al oyente». Para conocer mejor a éste es por lo que confesó que le gusta contar con público en directo -«Julia en la Onda» suele hacer en torno a las 15 ó 20 salidas al año-, porque «tomas nota, ves sus reacciones y siempre se pueden aprender cosas, ver si se aburren, qué es lo que más les gusta».

Futuro mediático

Una de las cosas que más le llamó la atención a la popular comunicadora fue la gran cantidad de personas que conectaron con la página web del periódico para seguir en directo su programa. En ese sentido dijo tener muy claro que «es algo cada vez más frecuente y en un futuro la radio e internet irán de la mano».

No de la mano, pero sí estrechándosela a quien la requería entró en el improvisado plató el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el primer y gran invitado de la jornada, que habló de la crisis, los posibles pactos para sacar adelante los Presupuestos Generales, del tráfico y hasta del fútbol, declarándose, al menos por un día, «atlético a muerte», tras la sanción de la UEFA al club rojiblanco.

Muy amigos se mostraron también los representantes de los partidos Demócrata y Republicano, Alana Moceri y James Levi, respectivamente, que comentaron las pobisilidades que tienen de ganar sus respectivos líderes en las elecciones a la presidencia de Estados Unidos del próximo 4 de noviembre, y de las repercusiones que tendría el que se impusiera uno u otro en países como el nuestro. El director de LA RAZÓN, Francisco Marhuenda, acompañó en la mesa tanto a éstos como al ministro socialista.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.