No hay nada que hagan a día de hoy los partidos que no tenga que ver con las elecciones en Cataluña

Editorial del 3 de febrero de 2021

No hay puntada sin hilo, ni nada que hagan a día de hoy todos los partidos en España que no tenga que ver con las elecciones en Cataluña dentro de 11 días. Todos se juegan mucho. Hay guerra civil en el independentismo y otra no menos cruenta en la derecha. No es lo mismo que el más votado sea el partido de Puigdemont que lo sea el de Junqueras, aunque ambos disimulan con un puñal escondido en la espalda. Tampoco es lo mismo que el PP tenga más votos que Vox en Cataluña. Si se produjese un sorpasso, el susto en la sede popular sería indigerible.

Para la coalición de gobierno en Moncloa también el resultado mantiene en vilo los cuarteles generales. Podemos se ha llevado sopapos electorales en Euskadi y Galicia y un tercero en Cataluña sería una tormenta. Y para tormenta perfecta, la que también aguarda al PSOE si el efecto Illa no es el que esperan y sus alianzas de la investidura peligran, si ERC tiene que volver al monte.

Las elecciones del 14 de febrero se notan en todos los debates en el Congreso de los Diputados donde ayer los protagonistas fueron los vetos cruzados. Todos juran no pactar con éste o con aquel, sabiendo que todos engañan a los electores porque sin pactos no habrá gobierno. Los más agoreros analistas ya dicen que no descartemos una repetición de los comicios.


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.