Hay otra lucha despiadada en la que la única salud que parece importar es la del insulto

Editorial del 15 de abril de 2020

Día 44 del Coronavirus en España. Trigésimo segunda jornada de confinamiento.

Ha pasado un mes desde el 15 de marzo, cuando entró en vigor el estado de alarma, y aunque lentamente descienden las cifras de fallecidos, los contagios se resisten a retroceder. La lucha contra el virus consume energías de muchos colectivos que se están dejando la piel, es evidente que solo el coronavirus es el enemigo de la vida y la prosperidad.

Sin embargo basta asistir a una sesión en el Congreso de los Diputados, como la de esta mañana, para comprobar que hay otra lucha despiadada en la que la única salud que parece importar es la del insulto y la descalificación del adversario.

Pablo Casado ha respondido a la petición de unidad que Pedro Sánchez ha vuelto a plantear a todas las fuerzas políticas para poner en marcha un plan de reconstrucción nacional. Pero los españoles, según el barómetro que publica hoy el CIS, sí están por ese pacto: el 87,8% de los encuestados cree que los partidos deberían apoyar al Gobierno y dejar las críticas para más adelante. ¿Se sienten representados los españoles en este momento tan difícil por las opciones políticas que escogieron en las urnas?


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.