Enhorabuena, comisario Sánchez Manzano, por ese carpetazo definitivo de la justicia

Editorial del 29 de junio de 2016

La intensidad informativa es tanta que no queremos que sepulte una noticia que su protagonista merece que sea conocida. Él y la salud democrática de España. Me refiero al que era jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, cuando ocurrió la masacre del 11 M en Atocha.

12 años después, 12 que habrán sido extraordinariamente largos para el comisario Sánchez Manzano, la Audiencia provincial de Madrid cierra para siempre la ignominia con que han intentado destrozar su vida. Se cierra el proceso judicial que intentó acusarle nada menos que de “ocultar y falsear” pruebas de los atentados del 11M. Sánchez Manzano se convirtió en una de las dianas preferidas de las nefastas teorías conspiranoicas que tuvo que soportar este país durante una década. Él, como muchos de los protagonistas policiales y judiciales que estuvieron en primera línea tras el atentado de Atocha, tuvieron que cambiar de destino, desgastados profesional y personalmente por bulos y venenos mediáticos y políticos.

En el día en que el mismo yihadismo que asesinó en Madrid a 192 personas, ha vuelto a producir una nueva masacre en el aeropuerto de Estambul, es de justicia rendir tributo a brillantes policías españoles que no solo se enfrentaron a la barbarie sino también al más mezquino de los manoseos políticos.

Enhorabuena, comisario Sánchez Manzano, por ese carpetazo definitivo de la justicia.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.