Emilio Botín, maestro tanto en la táctica como en la estrategia

Editorial del 10 de septiembre de 2014

En los años 80 Emilio Botín soñaba con situar al Banco Santander entre las primeras 50 organizaciones financieras del mundo. Por aquel entonces, situado el banco en el puesto 250, la escalada era más que un desafío, una utopía.

La muerte por un fallo cardíaco en su cama, a los casi 80 años, en plena forma y habiendo tomado decisiones hasta horas antes, le ha alcanzado tras haber colocado al Santander en el número uno de la zona Euro y en la sexta posición del ranking mundial.

De su gestión como banquero, maestro tanto de la táctica como de la estrategia, hablaremos en el tiempo de gabinete. Añadamos que se da por hecho que la sucesora en la presidencia del banco será su hija Ana Patricia. A esta hora la comisión de nombramientos, según prevén los estatutos del Santander, estará ya a punto de proponer al Consejo, el nombre de la hija primogénita para ocupar la presidencia.

Hace 25 años que el patriarca venía preparando la sucesión en su hija, señalada hace tiempo ya como una de las mujeres más poderosas del Reino Unido. Allí estaba hasta esta mañana como consejera delegada de la filial en la City. Y un último apunte. ¿Se dan cuenta que en apenas unos meses estamos asistiendo a un cambio generacional espectacular en puntos estratégicos? En la Corona, en algunos partidos, ahora en el primer Banco. Una coincidencia que apunta a nuevos tiempos.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.