Editorial del 19 de febrero de 2013

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz ha notificado este mediodía a través de un auto, que el exmarido de Ana Mato, también exsenador y exalcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, estuvo a sueldo de la trama Gurtel al recibir al menos entre los años 2002 y 2004 algo más de medio millón de euros, que percibía en importes mensuales que oscilaban entre los tres mil y los 24 mil euros.

Se añade, pues, esa cifra, 500.000 Euros a los 50.000 que ya se sabía que Sepúlveda habría percibido como servicios turísticos para su familia.

Añadan a esto la perplejidad general ante el tráfico de información y espionaje entre partidos en Cataluña, con la sede de la antigua empresa de detectives Método 3, tomada por la policía para que no salga de allí otra bomba informativa, y tenemos el retrato de un nuevo día de estupefacción ciudadana.

Y, por supuesto, múltiples querellas anunciadas a diestro y siniestro, que no sabemos si van a aclarar algo. Lo que es seguro es que van a costar mucho tiempo y mucho dinero públicos por lo que tienen de implicación masiva de tribunales y cuerpos de seguridad.

Esperemos que las costas corran al menos de cuenta de los partidos. Que nos tememos que no.


© 1998-2022 www.juliaotero.net