Julia Otero: «La televisión no es mejor ni peor que el mundo en que vivimos»

ABC, 18 de octubre de 2004

Tras unos años en TV3 al frente de «La columna», Julia Otero regresa a TVE. La cita será desde el martes 26 en la Primera, fecha del estreno de «Las cerezas», un espacio que apuesta por las entrevistas para el horario de máxima audiencia

TEXTO: CARMEN ANIORTE

-¿Por qué ese título de «Las cerezas» si estamos en época de castañas?

-Pues, de entrada, para que usted se fije en él y pueda hacerme una pregunta ingeniosa. Las cerezas son la fruta del consenso. ¿A que no conoce a nadie que las deteste? Apetecibles por fuera, nutritivas por dentro... y con su hueso, claro.

-¿Cómo va a ser este nuevo programa?

-Una revista de actualidad donde deportistas, políticos, artistas, escritores y demás personajes con oficio conocido vengan a contarnos lo que saben y nos interesa en un ambiente distendido. Pondremos a prueba su sentido del humor, pero nunca su dignidad.

-¿Cómo se presenta su regreso a TVE?

-La puesta en marcha de un proyecto siempre es compleja. Todo el equipo de «Las cerezas» somos periodistas bregados en la batalla diaria -tanto en radio como en televisión-, y lo que deseamos ahora es empezar y que dé sus frutos -nunca mejor dicho- el trabajo de muchas semanas.

-«59», «Enfoque», el programa de Juan Ramón Lucas y el de El Gran Wyoming. ¿Qué opina usted del aluvión de estrenos de esta temporada en la cadena pública?

-Comprenderá que no me entra en el sueldo valorar la programación de la cadena. Pero, ¿no cree que la saturación es de otro tipo de programas donde se insulta, calumnia, juzga y destroza públicamente a personas cuyo único pecado es ser «conocidos»?

-¿Qué propone «Las cerezas» para ser diferente?

-No vamos de «diferentes», en todo caso, de clásicos o románticos. ¡Fíjese que incluso vamos a recuperar la entrevista en el «prime time»! Eso sí. tomaremos la temperatura a la clase política y pondremos a prueba su capacidad para encajar la crítica. Espero que sepan reírse de sí mismos, como aprendieron sin excepción a hacerlo todos en Cataluña.

-¿Existe un estilo «J. O.» (Julia Otero) de hacer televisión?

-Ésa es una pretensión de la que me siento liberada. Lo que tengo son convicciones y un empecinamiento crónico en no caer en ciertos contenidos, tan taquilleros como a menudo amorales.

-¿Cómo ve la televisión actual? ¿Tiene solución?

-Lamento decirle que soy pesimista. Pero no nos equivoquemos, la televisión no es ni mejor ni peor que el mundo en que vivimos. En todo caso, es un reflejo de él. Y si quiere que le sea sincera, el mundo no me parece que vaya a mejor, pese a tener todos los instrumentos para que así fuera.


© 1998-2018 www.juliaotero.net