El pacto de la urticaria

El Periódico, 27 de noviembre de 2016

Por Ferran Monegal

Hemos disfrutado con el encuentro de Julia Otero y Anna Gabriel (Fora de sèrie, TV-3). Su conversación nos ha proporcionado momentos muy buenos. Quisiera resaltar uno, particularmente, cuando Julia le preguntó: «¿No te produce una cierta urticaria apoyar un gobierno formado en buena medida por personas de la derecha, esa derecha que tú tanto has combatido? Tú llegaste a la política para desalojar a los convergentes. ¿No parece un poco incongruente ese pacto?». Y Anna contestó: «Esta incoherencia es fruto de la anomalía democrática que tenemos. Si se produce el referéndum, y lo ganamos, iremos a unas elecciones constituyentes y ya no harán falta pactos antinatura».

¡Ah! Lo más interesante de esta respuesta es que Anna Gabriel la urticaria no la negó, O sea que la soporta estoicamente. Quizá porque cree firmemente que es circunstancial, y que después del sarpullido vendrá un tiempo de gloria en el que caerán las pústulas de la derecha y ya no hará falta ese «pacto antinatura» como ella misma calificó. Es un razonamiento atractivo. Anna acepta el martirilogio de pactar con la derecha porque cree que es la puerta para entrar luego en el paraíso de la izquierda. Es curioso, si Julia Otero hubiese entrevistado paralelamente a alguna criatura del govern con pedigrí convergente, seguramente diría lo mismo pero al revés: diría que acepta resignadamente la urticaria de la CUP y que ya acabarán con este molesto sarpullido en un futuro muy próximo. ¡Ahh! Este pacto es prodigioso. A su alrededor reina un nerviosismo tremendo.

Ha advertido con perspicacia y buena observación el compañero Iu Forn, desde El Nacional.cat, que en el TN vespre, dos horas antes de que se emitiera el programa Fora de sèrie, ya apareció la consellera Neus Munté contestando, puntualizando y replicando los comentarios de Anna Gabriel a Julia Otero. ¡Ahh! Podría parecer que esta estimable consellera tiene el don de la clarividencia, y el de la premonición también. No es el caso. Aquí la gesta colosal solo es atribuible a TV-3. En un alarde de servidumbre y diligencia mandaron seguramente un motorista con la entrevista, horas antes de su emisión, para que fuese convenientemente analizada y contestada desde el Pati dels Tarongers.

Volviendo al programa, solo añadir que ha sido útil y ameno. Ni Anna nos ha parecido una fiera ni Julia ha abdicado de su punzante arte como entrevistadora.


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.