"La noticia sería: Mas dimite"

El Periódico, 30 de septiembre de 2014

El viaje de Ana Pastor a Catalunya ('El objetivo', La Sexta) ha sido fértil. Ha conseguido un buen retrato de la situación. La idea de envolver la entrevista de Artur Mas con dos encuentros previos, con Julia Otero y con Xavier Sardà, le ha permitido a Ana dibujar un paisaje bastante aproximado de lo que está pasando. Es un cuadro real que aquí conocemos bien. El acierto es que La Sexta, cadena de cobertura estatal, posibilita que este retrato se conozca a lo largo y ancho de todo el Estado.

De las reflexiones de Sardà, viajando con Ana en el AVE, cabe entresacar estas pinceladas: «En estos momentos, en Catalunya hay una narcosis política: si eres independentista eres progre, y si no lo eres, eres facha. Es hora de reivindicar el agnosticismo nacionalista [...] Sobre Mas, lo único que puedo decir es que tiene vocación histórica. ¡Quiere hacer Historia!».

Una vez llegada a Barcelona, Ana Pastor se entrevistó con Julia Otero en la plaza Reial. Un encuentro luminoso. Julia habló sin tapujos. Afilada y afinada. Pongamos alguna de sus dianas: «Soy barcelonesa y soy gallega. En el mundo de la comunicación las personas como yo solemos servir de puentes. Lo malo de los puentes es que en época de guerra es lo primero en ser bombardeado [...] Yo no soy independentista. Quiero ir a votar para decir que no»«Dime -le rogó entonces Ana¿cuál sería el gran titular que yo debería conseguir en mi entrevista con Mas?». Y Julia Otero respondió: «Para mí el titular es su dimisión. No te va a dar ningún titular, pero la noticia sería "Tiro la toalla. Me voy a casa"».

El plus añadido a estas interesantes pinceladas de la Otero y de Sardà es que estaban grabadas, y se las fueron pasando a Mas insertado en pantalla, en un recuadro, para que las fuera escuchando. ¡Ahh! A veces asentía, a veces gesticulaba discrepando, y la mayoría de veces se mantuvo hierático. De su entrevista resaltemos un gran error y un gran acierto. El error fue contestar al tema de la corrupción en general, y de los Pujol en particular, emulando a Pepita Cuevas, la catalana que fue campeona mundial de patinaje; o sea, Mas respondió patinando. Su acierto fue cuando extrapoló a toda España la manifestación de un millon y medio sobre un censo de 7,5 millones de catalanes: «¿Cree que el Estado español no haría nada si se manifestaran por Madrid 9 millones de ciudadanos?». ¡Ah! Es un argumento contundente e inapelable.

 


© 1998-2019 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.