Ecos de Aznar: besos y golpes

El Periódico, 26 de mayo de 2013

Por Ferran Monegal

Hermosa estampa la que conformaron Julia Otero y Pablo Motos esta semana en El hormiguero (A-3 TV). Qué entusiástico repertorio de buen rollo. Se arrullaban con un candor casi adolescente. Se besaban. Construían una espuma la mar de amorosa. Y entre mimo y mimo hablaban de la tremenda entrevista de Aznar que había sucedido poco antes en esa misma cadena. Le preguntó Pablo: «Tú también le entrevistaste. ¿Cómo es en las distancias cortas?» Y Julia respondió: «No es un tipo simpático», y añadió: «Los he entrevistado a todos: Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, Aznar, Zapatero y Rajoy, pero con una particularidad: a los presidentes del PP les he tenido que entrevistar siempre cuando están en la oposición. Cuando llegan al poder no quieren». Y Pablo, para consolarla, se acercaba todavía más a ella y le hacía más carantoñas. ¡Ahh! Con un fondo de imágenes de Aznar ellos redoblaban sus caricias, y daba la sensación de que la presencia en el plasma del expresidente del rencor y la vendetta producía en Julia y en Pablo un efecto de protección mutua entre ellos, una cohesión, un feeling, una colosal ternura quizá para mitigar el susto de la inquietante amenaza de un Aznar dispuesto a volver.

EKAIZER&MARHUENDA: LOS GOLPES .- Otros dos profesionales de la comunicación se han reunido esta semana alrededor de las imágenes de Aznar: Ernesto Ekaizer y Francisco Marhuenda. Ocurrió en Espejo público (A-3 TV). Fue tremendo. Lejos de conformarse entre ellos un clima de amor, los vídeos de Aznar les provocaron un odio mutuo muy intenso. Se arrearon de lo lindo. Marhuenda se declaró muy contento de que Aznar hubiese atacado al grupo Prisa. «Ya está bien de tanta manipulación y mentiras», decía aplaudiendo las invectivas del expresidente contra El País. Y Ekaizer, que estaba a su lado, con gran indignación, advertía de la perversión de este ataque: «Es inadmisible que un expresidente, que hoy ejerce de lobista profesional, ataque a una empresa cotizada en bolsa insinuando que está en bancarrota. Causa un grave perjuicio a esta empresa y a los inversores. La CNMV debería emprender alguna acción». Y Ekaizer y Marhuenda se cruzaron insultos agriamente. ¡Ahh! Este Aznar altanero, amenazador y rencoroso que hemos visto en la entrevista ha provocado cohesión a los que temen que vuelva. Y al mismo tiempo ha inducido a la guerra a los que están en las trincheras.


© 1998-2018 www.juliaotero.net