TVE repitió el lunes la gala del llamado nuevo talante del ente

Elsemanaldigital.com, 22 de septiembre de 2004

Los profesionales serios e independientes de RTVE aseguran que tanto la directora general como el director de informativos han perdido los papeles con un modelo cada vez más contestado.

"¿No querías sopa? Pues toma dos cazos". Es lo que debieron decirse los directivos de TVE ante un desairado Partido Popular que denunció el uso "sectario" de la gala de presentación de la nueva programación del ente emitida "por primera vez" en la noche del domingo.

Decimos lo de "por primera vez" porque, a pesar del fracaso de la retransmisión que obtuvo un discreto 13,7% de audiencia, los escasos telespectadores tuvieron la oportunidad de sufrirla de nuevo el lunes, apenas veinticuatro horas después. En los despachos de los mandamases de la televisión pública debieron pensar que insistiendo los españoles pasarían por el aro.

La Gala, presentada por el Gran Wyoming y Rosa María Sardá bajo el falso eslogan de "Contamos con todos" alcanzó los más altos grados de cinismo y de aburrimiento. Durante las interminables horas de emisión, TVE ofreció un verdadero tostón con un guión anti Bush, anti Aznar y anti Conferencia Episcopal. Es indiscutible: las cosas en el Ente están cambiando.

La presentación de Julia Otero como la gran vedette del nuevo estilo que pretende la cadena estatal pone los pelos como escarpias. Al advertir la Sardá el emergente papel que tiene Otero en la televisión pública, exclamó: "Estás en la orla, Julia. Yo no. Yo no tengo programa". Consuélese Rosa María, habrá pomada para todos. Asegurada.

El guión fue tan malo, tan obsesivo con los ocho años de gobierno del PP, los chistes del Gran Wyoming tan necios, que en más de una ocasión la propia Sardá tuvo que reclamar el aplauso del entregado público. Realmente TVE está en crisis, en números rojos, nunca mejor dicho después de ver el papelón en la gala.

Era como una edición firmada por el PC pasada por años de subvención. Visto lo visto, en la tele del "nuevo talante" vale cualquier excusa para montar un bochornoso espectáculo en el que la izquierda llevará sistemáticamente el agua a su molino. Los populares tienen un motivo más para formular nuevas preguntas parlamentarias sobre el asunto.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.