Chotis en la intimidad

El Periódico, 21 de septiembre de 2004

Ferran MONEGAL

De la gala de presentación de la temporada de TVE, resaltemos el chotis que le cantó Wyoming a Rosa Maria Sardà. Tras confesar el sátiro que cuando canta en la intimidad, lo hace en catalán, le soltó: "Quan arribis a Madrit, pubilla meva...", o sea, le cantó el popular Madrid de Agustín Lara en versión nostrada. Hubo más. Al aparecer Wyoming en el escenario, exclamó "¡Ja sóc aquí!", o sea, transformó aquella célebre salutación de Tarradellas, al regreso de su exilio, en un gag. Hombre, es indiscutible: las cosas en TVE están cambiando. Y hay que celebrarlo. No obstante pasará tiempo antes de que nos acostumbremos a escuchar hablar catalán en Madrid, en la intimidad, sin asustarnos. Aunque Wyoming lo haya hecho limpiamente, por la vía de la ironía y del humor, nos queda todavía muy presente el recuerdo del creador de la frase (catalán en la intimidad), y se nos ponen los pelos como escarpias. Podríamos también entender como un acercamiento a la catalanidad la aparición de Julia Otero, impulsada en esta gala como la gran vedete del nuevo estilo que pretende la cadena estatal. "Vengo a dar categoría al medio", había exclamado Wyoming un poco antes. Y mientras resonaba todavía esta máxima, apareció Julia transportada en un sofá que se movía solo, o sea, que entre bambalinas debía de haber un pelotón de esforzados monosabios empujando al mueble y a la star. ¡Ah!, qué entrada. Mejora, de largo, las bajadas de escalera que realizaba Tania Doris, con plumas de marabú, en los teatros de Colsada. Al advertir la Sardà el emergente papel que tiene Julia en la tele del Estado, exclamó, amoscada: "Tú estás en la orla, Julia. Yo no. Yo no tengo programa". Consuélese Rosa María. El titulo de la gala era Contamos todos. O sea, hay pomada amplia. Asegurada. De las actuaciones musicales destaquemos la rúa-samba de Carlinhos Brown. Ahí no hubo catalanidad. Faltaba Joan Clos.


© 1998-2018 www.juliaotero.net