TVE pretende que 'Las cerezas' siga la próxima temporada

El Periódico, 7 de junio de 2005

• El programa de Julia Otero cierra la primera etapa con Alfonso Guerra y Juan y Medio

JOAN BARRERA

Tras una azarosa trayectoria, no exenta de polémica, el magacín Las cerezas acaba hoy su andadura en TVE-1 con una entrevista al dirigente socialista Alfonso Guerra y al humorista Juan y Medio. La primera etapa del programa, que se estrenó el 26 de octubre y fue una de las grandes apuestas de la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, concluye con una oferta de los responsables de la cadena estatal para que siga la próxima temporada.

Así lo confirmó ayer a este diario la periodista al indicar que la propuesta de renovación está sobre la mesa y que el siguiente paso es que ambas partes se sienten para definir las condiciones de la nueva entrega y los retoques que conviene dar al programa para ampliar los 2,5 millones de telespectadores de media que lo han seguido desde su estreno. "Mi objetivo es dedicar los próximos meses a estudiar las cosas que podemos mejorar para conseguir nuevos seguidores", declaró Otero.

Uno de los puntos que deberá dilucidarse es si el magacín vuelve en septiembre o abre "un pequeño paréntesis hasta enero", como propone su directora. Lo que sí está claro, sean cuales sean los reajustes, es que no afectarán a uno de los espacios que se ha convertido en seña de identidad de Las cerezas: "La entrevista a una pareja unida por la extrema discrepancia", afirma.

BALANCE

En este balance final de temporada, Julia Otero reconoce que el trato recibido por los responsables de la cadena estatal es bueno y añade: "Ellos están convencidos que una televisión pública ha de ofrecer un espacio para la conversación y la entrevista". Entre los objetivos pendientes para la próxima temporada destacan el de vencer las reticencias de la cúpula del PP para que acuda al plató del programa y conseguir una entrevista con el lendakari Juan José Ibarretxe.

Uno de los momentos más emotivos de la corta historia de Las cerezas se produjo hace una semana, cuando Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno y uno los principales artífices de la Transición, dijo que su padre padecía demencia senil y no reconocía a las personas más próximas. Tres millones de espectadores siguieron las impactantes declaraciones.


© 1998-2019 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.