Serrat

El País, 8 de mayo de 2005 Coincidieron el mismo día y a la misma hora Joan Manuel Serrat en Las cerezas (La Primera, TVE) y el retorno de Hospital Central (Tele 5). Serrat habló de cáncer y admitió que uno nunca se lleva bien con esa palabra y menos aún con sus efectos. "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio", recordó echando mano de uno de sus versos. En Hospital Central, mientras tanto, las enfermedades justificaban las andanzas de un grupo de personajes verosímiles pero menos reales que un Serrat al que, en general, sus entrevistadores tratan con un cariño que, por exceso, empobrece el diálogo. Julia Otero no fue una excepción y se expresó con admiración más de fan que de periodista. "Lo más duro de todo el proceso fue estar un año y medio sin tomar vino", dijo Serrat recordando su experiencia como enfermo. La ironía es el lujo de los vivos y el mejor antídoto contra el exceso de transcendencia


© 1998-2018 www.juliaotero.net