Julia Otero: "Acabo una etapa y la opción más potente me la da TVE"

El Periódico, 9 de julio de 2004

• Tras cerca de 800 ediciones de 'La columna', la periodista se despide hoy de TV-3

ROSA MARI SANZ

EDAD 44 AÑOS
LUGAR DE NACIMIENTO MONFORTE DE LEMOS (LUGO)
PRINCIPALES PROGRAMAS DE TELEVISIÓN '3 x 4' (TVE), 'LA LUNA' (TVE), 'UN PASEO POR EL TIEMPO' (TVE), 'JOCS DE NIT' (TV-3), 'LA SEMANA QUE VIENE' (TELE 5) Y 'LA COLUMNA' (TV-3)

Después de casi cuatro años y 1.500 horas en directo, Julia Otero dice hoy adiós al programa con el que ha dado el liderato de las tardes a TV-3, La columna. También se despide de la cadena. La periodista tiene las miras puestas en un proyecto que llevará a cabo la próxima temporada en TVE, volviendo con ello a sus orígenes.

--Haga autocrítica del programa.

--Creo que cuando acabas, y en un momento dulce como éste, no apetece buscar las cosquillas, los puntos menos positivos, porque lo que queda en el colectivo es muy buen sabor de boca. Los objetivos que me pidieron cuando me ficharon para TV-3 se han conseguido plenamente.

--¿Cuáles fueron?

--Rejuvenecer la tarde de TV-3 con un espacio alternativo al que ofrecen el resto de cadenas, dignificar la oferta de esa franja y crear complicidad con la audiencia.

--La columna ha cerrado la puerta a los temas de cotilleo. ¿Ha sido una premisa suya o de la línea de TV-3?

--Es una propuesta que la cadena ha hecho suya. Al principio, en las tardes de TV-3 se hacía un cierto cotilleo, aunque no como lo hacen otras teles. También es verdad que hace unos años no estaba tan canalla el ambiente. Cuando llegué, fui yo en primera persona quien dijo que no se harían estos contenidos y pedí paciencia. La casa jugó a mi favor.

--¿Quién no ha querido ir de invitado a la La columna?

--Nadie. La tele a nivel español ha llegado a tales extremos de abandono que nos convertimos en el mirlo blanco de casi todo el mundo. Persona que estrene teatro, presente un programa político o saque un disco no tiene adónde ir para explicarse. Cualquier catalán que ha hecho algo significativo ha venido al programa, y cualquiera que ha pisado Catalunya con un argumento profesional bajo el brazo, también.

--Ve mal el panorama televisivo.

--Esto tiene poco remedio. Los más optimistas intuyen algún cambio, pero creo que hay ciertas sinergias que no permiten ir nunca hacia atrás. Es siempre una huida hacia adelante y eso es huir contra algunos principios elementales, como las razones éticas y estéticas.

--Uno de los invitados que quedará en la memoria de sus telespectadores es José María García. El pasado martes se despachó a gusto.

--Es un hombre con un estilo muy concreto que explica sus verdades sin la corrección política que a veces es tan poco amiga de la verdad. En Madrid hay revuelo porque ha dicho cosas con nombres y apellidos. Por ejemplo, fue el primero que públicamente se atrevió a decir quién había dado la orden de despedirme de Onda Cero, cosa que yo sabía pero no había verbalizado. Fue el entonces secretario de Estado de Comunicación, Pedro Antonio Martín Marín.

--¿Ha visualizado cómo será hoy la despedida de La columna?

--Será difícil. Soy una persona muy sentimental y me cuesta muy poco llorar. En un plató sólo lo he hecho dos veces. La primera fue cuando me despedí de otro espacio diario, 3 x 4. Recuerdo que fui incluso portada de EL PERIÓDICO, y ver allí las lágrimas me acabó de hundir, por una cuestión de pudor. Y la segunda vez, entrevistando en La columna a Manuela de Madre, cuando dijo que abandonaba la política por sufrir fibromialgia. Espero ser capaz de no llorar el viernes por hoy, porque me lo marcaré como un objetivo.

--¿Dará alguna pista a la audiencia de dónde podrán ver a Julia Otero la próxima temporada?

--Mi mensaje básicamente será de gratitud. Se acaba una etapa de cuatro años, pero ya nos encontraremos, o aquí o allá. Sé que volveré a TV-3, no tengo ninguna duda, me lo ha hecho saber la dirección y me voy muy contenta de esta etapa.

--¿Y...?

--Exploraré otros caminos en la tele en la que comencé. Los orígenes son los que son, y la opción más potente me la ha dado TVE. No soy una persona hecha a TV-3 que se va. Estoy hecha a muchos sitios, porque ya tengo una edad y llevo una mochila con mucha experiencia, y dentro de la mochila el peso de TV-3 es grande. Pero han cambiado las cosas y creo que es un camino de ida y vuelta, como hacen muchos profesionales.


© 1998-2018 www.juliaotero.net