Las manifestaciones contra el terrorismo arrasaron en la tele

El Periódico, 14 de marzo de 2004

• El 86,4% de los espectadores siguió el viernes las retransmisiones

Las audiencias de televisión que se registraron el viernes permiten asegurar que prácticamente toda España estuvo al lado de las víctimas del salvaje atentado del 11-M, y en contra del terrorismo. A las 11 millones de personas que ese día inundaron las calles en las manifestaciones por la paz, hay que sumar las más de nueve millones que siguieron las diferentes movilizaciones ciudadanas a través de la pequeña pantalla. Según datos de las cadenas, en las más de dos horas que las principales televisiones ofrecieron las manifestaciones la audiencia fue del 86,4%. Es decir, cerca de nueve de cada 10 personas que de 18.45 a 21.00 horas estaba ante el televisor, seguía y compartía la multitudinaria repulsa contra la violencia.

Esta cifra, ya de por sí espectacular, se queda corta: no contempla la audiencia que tuvieron las muchas televisiones locales y de cable que siguieron las concentraciones, ni tampoco el seguimiento desde lugares públicos, centros de trabajos o bares.

Las retransmisiones más seguidas por los telespectadores fueron las de las televisiones públicas, "algo habitual cuando se ofrecen acontecimientos de esta trascendencia", como reconoce un directivo de una cadena privada. Así, TVE-1 y el conjunto de las autonómicas fueron las que más audiencia congregaron, con seis millones de personas y el 56,2% de cuota de pantalla, tal como refleja el cuadro adjunto.

TV-3, LÍDER EN CATALUNYA

En Catalunya, la audiencia se volcó mayoritariamente por la información que ofreció TV-3. Durante la emisión simultánea de las diferentes manifestaciones que se celebraron el viernes, congregó a una media de 557.000 personas (35,3% de share).

De hecho, el seguimiento del atentado ocurrido en Madrid se ha seguido mayoritariamente en Catalunya a través de TV-3, tal como reflejan los datos del viernes facilitados por la propia cadena. Por la mañana, el programa Bon dia obtuvo una cuota del 28.4%, con 141.000 espectadores de media (la cifra más alta desde que se emite). Por la tarde, el magacín La columna de Julia Otero, que también se centró en el atentado, logró un récord histórico al alcanzar un share del 39%, y 623.000 espectadores. Y por la noche, el especial de Coses que passen, que dirige y presenta Josep Cuní, consiguió así mismo las cifras más altas de audiencia de su historia, con una cuota de pantalla del 24.6%, y 543.000 telespectadores de media.

En lo que respecta a los Telenotícies, el TN migdia tuvo una cuota del 38.3%, y 771.000 espectadores, y el TN vespre llegó al 37,6% de share, que corresponde a 981.000 personas. Ambas ediciones se han convertido en las más vistas de los TN de la actual temporada.

Todo esto provocó que el consumo de televisión volviese ayer a dispararse en Catalunya hasta llegar a los 260 minutos (cuatro horas y 20 minutos) por persona y día, cuando lo habitual son 225 minutos.


© 1998-2019 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.