Algo más que un jubilado feliz

La Vanguardia, 18 de junio de 2003

JOSEP M. BAGET HERMS

Julia Otero esperaba el lunes en “La columna” al nuevo presidente del Barça y no llegó a la cita aunque se disculpó en “L'entorn” unas horas más tarde. No falló, en cambio, Felipe González, que ayer por la tarde llegó a Sant Joan Despí en su condición de jubilado feliz para hablar en principio de su último libro. La actualidad política, sin embargo, se imponía y la entrevista acabó por versar casi en su totalidad sobre el escándalo de las elecciones autonómicas madrileñas y sus consecuencias, ya que el ex presidente del Gobierno no se mordió la lengua y entre metáforas cristalinas e irónicos alfilerazos no dejó títere con cabeza. Con su sentido periodístico siempre a punto, Julia puso nombres y apellidos a algunos de esos torpedos y no desaprovechó la oportunidad aunque ello la obligara a modificar sobre la marcha el contenido del diálogo. A Felipe González le sienta bien TV3 como ya se comprobó hace unas semanas en “A contracorrent”, donde fue entrevistado por Antoni Bassas pero en aquella ocasión el diálogo fue más intemporal en algunos aspectos. Ayer, en cambio, se le veía con ganas de tomar partido, valga la expresión, aunque jugara con la coquetería de su autoproclamada jubilación que, como reconoció de entrada, le permite contar más cosas pero no todas. Y en esa distancia corta volvió a mostrase peligroso como en sus buenos tiempos y recordó una frase de Santiago Carrillo para dejar en el aire su retorno hacia algún lugar en el mundo de la política.

La entrevista fue más amplia de lo previsto y después de la pausa publicitaria descubrimos que Julia se había quitado la elegante chaqueta blanca que había elegido para hablar con Felipe. Ahora lucía el espléndido escote de su traje negro para hablar de juguetes eróticos con sus invitadas aunque tal vez sólo fue un efecto de la ola de calor que nos invade. A Julia no se le escapa un detalle y los datos de audiencia de “La columna” demuestran que esa profesionalidad bien entendida se traduce en un constante incremento de espectadores.


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.