Cuando Bellaterra no era Hollywood

La Vanguardia, 25 de mayo de 2002

JOSEP M. BAGET HERMS

"La Columna" dedicó su programa del pasado jueves a recordar los treinta años de la facultad de Periodismo de Bellaterra (ahora llamada de Ciencias de la Comunicación) en un espacio monográfico que contó con la presencia de algunas figuras mediáticas de la pantalla o los micrófonos que pasaron por sus aulas en épocas diferentes. Júlia Otero convocó en dos tertulias, entre otros, a Ramon Pellicer, siempre a su lado, Chelo García Cortés, Antoni Bassas, Queco Novell, Elisenda Roca y hasta sacó de su semivoluntario destierro a Marisol Galdón, que hizo honor a su condición de contestataria y fue la más combativa del grupo ya que sus colegas habían optado por los buenos recuerdos para esta celebración. Una conversación anecdótica y distendida que también apuntó, sin embargo, hacia una reflexión sobre la profesión periodística que, como se desprendía de las opiniones de una encuesta callejera, está casi tan mal valorada como en los tiempos de las comedias de Wilder, cuando era más respetable tocar el piano en un bur-del que trabajar en una redacción.Puestos a hilar fino quizás faltó algún histórico de los que hace treinta años se recorría todos los días la célebre "ruta Ho-Chi-Min" que, campo a través, conducía a las inhóspitas aulas. En días de lluvia y niebla constituía, no lo duden, una auténtica experiencia de todos y cada uno de los sentidos.

El programa incluyó un reportaje sobre las actuales instalaciones de la facultad de Bellaterra, donde podía admirarse un despliegue de medios que en 1972, e incluso cuando los invitados pasaron por las aulas, habrían sido un sueño psicodélico en estado puro. Hoy Bellaterra es Hollywood y en este caso, sin duda, cualquier tiempo pasado fue peor, mucho peor, aunque algunos teníamos treinta años menos y eso siempre ayuda. Los invitados no se privaron de quejarse de los profesores (tomamos nota aunque no se citaron nombres) pero Ramon Pellicer tuvo el generoso detalle de un especial recuerdo para la realizadora Mercè Vilaret.


© 1998-2018 www.juliaotero.net