Agosto ya sólo es historia

La Vanguardia, 4 de septiembre de 2001

Josep M. Baget Herms

El conformismo que ha marcado el verano televisivo se reflejó en los índices de audiencia del mes de agosto en Cataluña, donde se produjo un "empate técnico" (por no decir empate a cero) entre Antena 3, TVE y TV3, separadas en ese orden por la mínima diferencia (una décima de punto) aunque comprensiblemente la cadena privada ha cantado victoria, más dulce aún después de varios meses de sinsabores. En España, TVE se ha impuesto con comodidad gracias, entre otras cosas, a Zidane como nueva figura mediática, seguida a distancia por Antena 3. En el ámbito español y catalán, la caída en picado de Tele 5 fue el denominador común.

Pero en el fondo eso ya es historia en el caso de TV3, que ayer ponía en marcha los magazines diarios "Bon dia", "Connexions" y "La columna". Por otra parte, los chavales de "Al salir de clase" volvían a las andadas adelantándose al curso escolar en Tele 5. La lucha por la audiencia de sobremesa promete ser reñida este año con la inminente incorporación del polémico serial "Yo soy Betty la fea" en Antena 3. De ahí que Julia Otero haya optado por adelantarse esta vez a la competencia ("quien da primero...") y disponer de más tiempo para rodar sus nuevas secciones durante estos días fuera de su horario habitual. Para calentar motores, y demostrarnos que no se casa con nadie, se estrenó con veinte minutos de entrevista a Albert Boadella, que ahora anda de promoción editorial de sus memorias. Maruja Torres y Pepe Rubianes demostraron, por si era necesario, que son dos fichajes de auténtico lujo.

La lucha va en serio y ya ha comenzado. Antena 3 ha exigido dedicación exclusiva a Pilar Rahola, nueva colaboradora habitual de "Sabor a ti", que pretendía compaginar esa actividad con la tertulia de los viernes de "La columna". Siempre fiel a su acendrada pasión catalanista y republicana, Pilar ha optado al parecer por la villa y corte y el lucrativo contrato de Antena 3. De tanto hablar en las tertulias televisivas y radiofónicas, su palabra carece de valor.


© 1998-2018 www.juliaotero.net