Despedidas

VilaWeb, 13 de julio de 2001

GEMMA BUSQUETS

Los marcianos se van de vacaciones más contentos que nunca. No les podía haber ido mejor este final de temporada, con las audiencias tocando techo cada vez que pisaba Marte alguno de los desenjaulados de Gran Hermano. Es significativo, por ejemplo, el hecho de que la presencia en plató de este señorito de Extremadura, con cortijo, vacas, pero, de momento, sin ninguna santa que le aguante, hablamos de Fran, fue visto en Cataluña por cerca de 368.000 espectadores, situándose entre los diez programas más vistos del día. Nos guste o no, Crónicas Marcianas es el único referente de show nocturno que hay a día de hoy, ya que Buenafuente continua desestresándose, Mas hace vacaciones precipitadas y Toni Soler se da prisa en quitarse la corbata para volver a los orígenes más "malalts" este otoño. Pero esta es una semana de despedidas. Julia Otero dijo adiós el lunes con un resumen de los mejores momentos, un programa con el que enganchó a los telespectadores de franja nocturna. Tal como decía un crítico esta semana, a Julia Otero le queda bien la noche. Y es que habría sido una opción más que digna y alternativa para un otoño en el que me temo mucho que habrá demasiada sangre.


© 1998-2018 www.juliaotero.net