El recuerdo de Ernest Lluch

La Vanguardia, 24 de noviembre de 2000
Texto: Josep M. Baget Herms

La multitudinaria manifestación celebrada ayer en Barcelona fue el punto culminante de los actos en memoria de Ernest Lluch. TV3, TVE y BTV la retransmitieron en directo, y en el caso de la televisión local, cabe subrayar el gran esfuerzo de los profesionales de sus servicios informativos, que con su trabajo periodístico en la madrugada del miércoles permitieron la continuidad de sus emisiones hasta mucho más allá de sus horarios habituales a pesar de disponer de medios de producción comparativamente limitados con respecto a las grandes cadenas.

La tertulia de "La columna" del pasado miércoles conducida por Julia Otero para glosar su figura alcanzó audiencias del 29% y superó con claridad a "Sabor a ti". Aunque este hecho ya se viene dando últimamente con frecuencia, no se había registrado aún con esta rotundidad, lo que demuestra el interés que suscitó este espacio en el que participaron Anna Balletbó, Lluís Foix, Salvador Giner y Jaume Sobrequés. La conexión en directo con la sede del PSC para seguir el homenaje de la clase política a Lluch cerró esta emisión sin duda extraordinaria de "La columna", que confirmó la necesidad de contar con programas en vivo con sólida capacidad de improvisación para cubrir en todo momento hechos imprevisibles, y esperemos que no siempre luctuosos.

Somos muchos los que de Ernest Lluch conservamos memorias o anécdotas. Nuestro particular "amarcord" se remonta a su época de portavoz del grupo parlamentario del PSC-PSOE, hacia 1979, cuando el vídeo de una de sus intervenciones fue sometido a un análisis semiótico por parte de unos expertos, animosos e ingenuos, que creíamos que las elecciones se podían ganar o perder por pequeños detalles subliminales. La sesión se celebró en casa de este cronista -ya que en el PSC aún no había ni un aparato de vídeo- y censuramos sus camisas y corbatas y su flequillo. Ernest encajó bien la crítica, pero afortunadamente jamás renunció a su rebelde mechón de pelo en la frente.


© 1998-2018 www.juliaotero.net