100 programas bien valen una entrevista

Trascripción y traducción de un fragmento del programa de "La Columna" emitido el 8 de Marzo del 2001.

Este fragmento contiene el momento en que Julia Otero interviene vía telefónica en el programa, con relación a los cien programas que ese día se cumplían del mismo. Este fragmento omite pequeños detalles que sólo se comprenderían viendo las imágenes, que cuando se pasa del oral al escrito han de ser omitidos, o que dada la trascripción no profesional se produce.

En aquellos momentos, el presentador del programa era Ramón Pellicer y realizaba mesa de redacción con Oscar Callau, Roger de Gràcia y Tania Sarrias.

R: "My way", "A mi manera"; es la canción que utilizamos para decirle buenas tardes a nuestra anfitriona de lujo en este programa número 100. Julia, ¿cómo estas?

J: Hola

---------------------Aplausos---------------------

J: Esta canción que está sonando es la canción que más me gusta del mundo, la que mejor me puede hacer sentir bien, y en un momento como estos días no sabéis qué bien que me sienta.

R: Escucha, ¿cómo se ve esto desde casa?

J: Pues bien, ¿y sabes por qué? Porque eres tú, y porque el equipo es un equipo muy sólido.

R: Eso está clarísimo.

J: Y esta seguridad de estar en casa sabiendo que las cosas saldrán bien porque todo el mundo sabe lo que hace, hace que la enfermedad se lleve mejor.

R: En la redacción están abriendo una botella de cava, creo que nunca había habido una declaración tan sincera hacia el equipo... Nos estamos preparando para estar bien pronto, ¿no?

J: Sí hombre, la fase monstruosa ha pasado, pero fue (que quede claro) totalmente brutal. Porque además es curioso esto de la varicela, ya que es una enfermedad que en un adulto no tiene ningún tipo de dignidad como enfermedad, no tiene reputación; es decir, la gente se parte de risa con esto de la varicela. Un niño tiene la varicela y la gente: -Hay pobre, pobrecito, qué le pasa...- En fin, pero que cuando la tiene una persona adulta, alrededor hay como una especie de gracia constante como si no fuera una enfermedad, y de verdad que es complicada.

R: ¿Cómo llevas esto del rechazo que genera la posibilidad del contagio? ¿Se retiran cuando te acercas?

J: Sí, y sólo hay una cosa buena en este sentido: y es que el 90% de la población en Cataluña a partir de los 10 años tiene pasada la varicela, es decir, yo pertenezco al 10% restante de excepción, que somos al revés y que nunca en la vida hemos estado en contacto con este virus.

R: Tú tienes que ser singular en todo, incluso en esto.

J: Sí sí, con las excepciones yo en la parte mala, confieso, que estoy a menudo; pero claro, cuando tienes una criatura pequeña en casa, como en este caso mi hija, es casi imposible, por mucho que te digan que no la toques mucho, que tampoco te acerques; es imposible negar tantos besos como quiera y le vengan de gusto a la criatura, así que al final acabas cogiéndola. Pero vaya, estamos en la fase de superación. Pero vamos, tenía la fiebre altísima, no os podéis imaginar qué sensación tan bestia cuando una tiene cierta edad y no consigue bajar en el termómetro de 38.5, 39 durante prácticamente 3 días...

R: Durante estos momentos de delirio, ¿has tenido alguna idea para el programa?

J: Hombre, en estos momentos de delirio, uno puede incluso no escandalizarse de declaraciones como las del señor Barrera, ¿nos entendemos no? Quiero decir que de cosas así podemos pasar con este tipo de fiebres.

R: ¿Eres consciente de todas las cosas que han pasado en estos 100 programas que celebramos hoy?

J: Hombre, cuando ahora veía el resumen, me hacía cruces, porque madre mía, como tú decías Ramón; ¡Hay que ver las cosas que hemos hecho!. Pero yo pienso que lo mejor de todo es haber hecho un programa donde toda esta gente que ha venido, haya querido venir y donde hemos conseguido por encima de todo hacer equipo ahora que llevamos 100. Al principio no era así porque no todos nos conocíamos, así pues, no todos conocíamos las características de la singularidad de la personalidad del otro que tenías en la mesa de enfrente o de al lado; y ahora que han pasado 100 programas y muchísimas horas en la redacción, muchas y muchas cada día, alguno incluso más. Yo pienso que me siento orgullosa básicamente de haber hecho equipo de verdad, y no nada más entre nosotros, si no también y sobre todo hacer equipo con los espectadores que nos ven cada tarde, porque sin ellos no podríamos seguir

----Le cortan un montón de aplausos, que bajo aclaración de Ramón, no estaban preparados, y sus propios compañeros chillan:

- ¡Bravo! ¡Viva la jefa!--------------------------------------------------------------

En este programa de nuestro corazón, que nada más sale del corazón, en cambio no podemos saber nada de otros corazones, y con esto quería decir que hemos hecho equipo y complicidad con la gente que nos elige.

R: ¿Cuándo vuelves?

J: Supongo... que el Lunes, yo quiero estar ahí el Lunes. Les he dicho a los de producción que preparen por favor, sabéis esas cosas que ponen en tierra ahora, tan cutres por cierto, en los aeropuertos, cuando la gente vuelve de Gran Bretaña por aquello de la Fiebre Aftosa. Lo he pedido para que cuando entre en TV3 quede claro que vengo sin varicela ni ningún tipo de Fiebre Aftosa ni nada por el estilo.

R: Pues muy bien, nosotros rezaremos también para que estés pronto aquí, en concreto este Lunes. La música que suena de fondo es un deseo y una música que a ti también te gusta, nos consta.

J: Mucho.

R: Esta es una versión que tú has escuchado muchas veces, " I'll say a little prayer". Nosotros pedimos que el Lunes estés ya aquí con nosotros. Un beso muy fuerte y hasta pronto.

J: Muchas gracias, muchas gracias...

---------GRAN APLAUSO---------


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.