Julia Otero: «No tengo ganas de volver a presentar un programa»

El Mundo, 20 de diciembre de 1998

Julia Otero se despide hoy de su informativo de Tele 5

PABLO DE LA CALLE

MADRID.- Julia Otero se despide hoy de Tele 5 con la amargura de comprobar que no ha contado con el respaldo de los espectadores, pero con la satisfacción de haber obtenido el elogio de la mayoría de la crítica especializada en televisión. La periodista sostiene que a partir de ahora se centrará en su programa radiofónico y que no volverá a situarse delante de las cámaras hasta después de una larga temporada.

La semana que viene se ha emitido durante 13 semanas, ha logrado un porcentaje de audiencia media inferior al 10% y apenas ha superado el millón de televidentes. Estos pobres resultados motivaron que Tele 5 se plantease trasladarlo definitivamente al horario de madrugada, incumpliendo el acuerdo firmado con la empresa Boca Boca. Este hecho contrarió a la presentadora.

«Cuando me contrató Tele 5», recuerda Julia Otero, «me aseguraron que el programa no estaría supeditado a los índices de audiencia, pero Mikel Lejarza [directivo de la cadena] me planteó en noviembre que para mejorar su seguimiento había que pasarlo a la madrugada. Se acordó que se hiciera así durante un día y que si la audiencia no aumentaba, se volviera al horario original. Como no se ganaron espectadores, regresamos a las 23.00 horas. Lejarza respetó el acuerdo y se comportó como un caballero».

Julia Otero afirma que su relación con los directivos de Tele 5 es excelente y que su marcha de la cadena sólo se debe a la finalización de su contrato: «He cumplido un ciclo. Mi compromiso con Tele 5 era sólo por un trimestre. Durante este tiempo he presentado un espacio serio, de corte informativo y sin concesiones a lo banal. Nunca olvidaré el montón de críticas positivas que he recibido. Estoy en deuda con mucha gente».

Reconoce que los porcentajes de audiencia han estado por debajo de las expectativas, pero matiza que recientemente Wyoming le dijo que La semana que viene ha obtenido un número similar de espectadores al que tenía Caiga quien caiga cuando se emitía en la franja nocturna.

La periodista gallega declara que está satisfecha con la labor realizada, pero advierte que de momento permanecerá alejada de los platós: «No tengo ganas de volver a presentar un programa, aunque el futuro está abierto. Hacer 20 horas semanales de radio y un informativo en directo en televisión supone un esfuerzo exagerado, sobre todo para una persona para la que el trabajo no es lo más importante en la vida. Aguantar un trimestre de estrés es demasido para mí. No sé cuándo regresaré a televisión. Antes de fichar por Tele 5 estuve más de tres años alejada de este medio».

También declara que en los últimos meses ha trabajado duramente y que ha mantenido una lucha desigual con TVE: «A la misma hora que se presentaba La semana que viene, La Primera ofrecía películas taquilleras y carísimas. Es como la pelea de David contra Goliat, pero con la diferencia de que David sólo vence en los cuentos».

Según Julia Otero, todas las cadenas tienen que ofrecer programas de calidad, pero que este compromiso debe estar más acentuado en las emisoras públicas: «Televisión Española tiene la obligación de ofrecer programas como La semana que viene, aunque sólo sea visto por una minoría. En este sentido, puedo decir que Tele 5, siendo una empresa privada, ha hecho un programa que correspondería a una cadena pública. El espacio que debería haber emitido La 2, lo ha ofrecido Tele 5».

La presentadora subraya que en esta cadena privada ha trabajado sin imposiciones y que en La semana que viene ha entrevistado a la mayoría de los personajes previstos antes de estrenarse el programa. Su única asignatura pendiente es no haber contado con la presencia de José María Aznar.

En el espacio de esta noche intervienen el ministro del Interior Jaime Mayor Oreja, los actores José Sacristán y Paloma San Basilio y el productor teatral Luis Ramírez.


© 1998-2018 www.juliaotero.net