Gimeno justifica la cancelación del espacio de Otero por "su falta de rentabilidad"

Artículo publicado en el diario El País el 4 de agosto de 1999

Onda Cero continúa con el relevo de profesionales y expulsa al director de Informativos

La supresión del programa La radio de Julia ha sido el primer eslabón de una sucesión de expulsiones de profesionales en la cadena Onda Cero, que controla Telefónica y que ayer afectó al director de informativos, Félix Madero. Javier Gimeno, presidente ejecutivo de la compañía, justifica la clausura del programa de Julia Otero por "la falta de rentabilidad comercial" y aboga por una radio "dinámica" y "no elitista". Partidos políticos, sindicatos y asociaciones profesionales observaron razones políticas tras la cancelación del espacio más oído en su franja horaria.

Gimeno aseguró ayer que la eliminación por sorpresa el lunes de La radio de Julia ha sido fruto de "un desencuentro desde el punto de vista empresarial" entre Onda Cero y Julia Otero. "No hemos coincidido en el modelo de programa de tarde que necesita la compañía", añadió, al tiempo que calificaba de "inmovilista" la oferta de la cadena. Los nuevos dueños pretenden hacer un programa "menos elitista, con mayor capacidad comercial y diversificación de contenidos, más dinámico y dirigido a un público amplio", según Gimeno. Sobre la fulminante sustitución del programa -el lunes, una hora antes de salir al aire- asegura que el viernes pasado el final del mismo era "imprevisible".

No ha sido suficiente que La radio de Julia sea el espacio de tarde más oído del dial. "La audiencia está muy segmentada y no siempre ser líder se corresponde con ser rentable", matiza Gimeno. "Queremos un formato de programa de calidad e innovador". Para pilotar este proyecto la compañía cuenta con los profesionales de plantilla adscritos al espacio de Otero y con Marta Robles, aunque ésta aún no ha firmado su incorporación.

Frente a los argumentos comerciales esgrimidos por la dirección de Onda Cero, el secretario de relaciones con los medios del PSOE, Alfredo Pérez Rublacaba, contrapuso razones políticas. "Se ha demostrado", afirmó "que la operación de Telefónica no era mediática o comercial, sino política". Según el diputado socialista, desde las elecciones del 13 de junio, el Gobierno ha transmitido la orden de "dar leña al PSOE y apretar las clavijas en los medios de comunicación para que no sean neutrales sino partidistas". "Julia Otero no era del PP y a Aznar no le gusta Julia Otero. Es una periodista neutral y lo neutral no cabe en la radio de Telefónica", concluyó.

El sindicato CC OO denunció "la conducta autoritaria de Onda Cero" al suprimir el espacio radiofónico, decisión que enmarcó dentro de "una sostenida y programada ocupación de medios de comunicación por parte de Telefónica" que representa "una amenaza a la libertad de expresión". CC OO se pregunta si no se estará creando "un holding informativo de marcada tendencia conservadora de la mano de Telefónica y con la complicidad del Gobierno de Aznar".

El presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa, Jesús de la Serna, advirtió sobre el riesgo de una excesiva concentración de poder en manos de Telefónica, una empresa que actúa no como un "acorazado" sino como "una escuadra entera". El grupo de periodistas progresistas Josep Maria Lladó denunció el "mccarthysmo" y la "depuración política en toda regla" llevada a cabo en Onda Cero.

La coalición Iniciativa per Catalunya-Els Verds reclamó explicaciones a los dueños de Onda Cero, ya que, de lo contrario, "se podría pensar que se trata de una depuración política e ideológica". Luis del Olmo, director de Protagonistas, se mostró "dolido en el alma", ya que compartía micrófonos con Otero desde hace 10 años. "No acabo de entender las razones que ha tenido mi empresa y, por muy de peso que sean, no las comparto" dijo.

La compañía decidirá la próxima semana sobre la continuidad de Concha García Campoy, responsable de La brújula y con un contrato en vigor. Quien sí ha sido relevado es Félix Madero, director de informativos desde que Ernesto Sáenz de Buruaga se incorporó a TVE. Otero mantuvo en Onda Cero tensas relaciones con Buruaga, quien destituyó a Ramón Pellicer -ex marido de la periodista- como presentador de Telediario 2.

Sobre el futuro de los profesionales de Onda Cero, el comité de empresa celebró ayer una entrevista con Gimeno. "De la reunión no sacamos nada en claro porque no recibimos garantía de conservar nuestro puesto de trabajo", según un representante de los trabajadores. "Fue una reunión muy constructiva", en opinión del directivo.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.