El discurso de los conspiranoicos y la anticiencia hace mella en las sociedades occidentales

Editorial del 8 de diciembre de 2020

Hoy ha empezado la campaña de vacunación en el Reino Unido, y la primera en recibir una dosis de la vacuna ha sido una mujer de 90 años de Irlanda del Norte, Margaret Keenan, que ha aprovechado para animar a la población a vacunarse: "Mi consejo a cualquiera que le ofrezcan la vacuna es que la tome: si yo he podido tenerla con 90 entonces vosotros también podéis".

Está claro que la vacuna es la gran esperanza para el 2021: cuánto mayor sea el porcentaje de población inmunizada, menor el riesgo de contagio para todos y más rápido podremos volver a una relativa normalidad.

Pero el discurso de los conspiranoicos y la anticiencia está haciendo mella en las sociedades occidentales: hace unos días sabíamos que un 55% de la población española no está dispuesta a vacunarse contra la COVID-19.

Fíjense en la fuerza de ese movimiento antivacunas que en Estados Unidos, Clinton, Obama y Bush han decidido vacunarse ante las cámaras para dejar constancia de su posición a favor de la ciencia.


© 1998-2021 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.