En el colmo del sarcasmo patrio bautizan a esta campaña como 'campaña expres'

Editorial del 28 de octubre de 2019

Esta semana arranca oficialmente una campaña electoral que en el colmo del sarcasmo patrio han bautizado como “campaña exprés”, cuando llevamos meses, por no decir, años en campaña permanente. "Ni Pedro ni Pablo escucharon a su gente, no vieron el riesgo que corría la izquierda si volvía a las urnas" ha dicho este mediodía el veterano Joan Coscubiela.

Por si había dudas de quién sacaría mayor rédito del conflicto catalán tras la sentencia, todos los sondeos reflejan un repunte de Vox que en algunos estudios demoscópicos alcanza la tercera posición, por delante de Unidas Podemos y en todos, por delante del partido de Albert Rivera que aún no ha tocado suelo.

El problema catalán es el problema español, así que estamos en una campaña en que no se habla de sanidad, de trabajo, de educación, de economía, solo de esa realidad metafísica que llamamos España. En esa situación excepcional actual, ¿qué papel puede jugar la demoscopia? ¿Puede combatir la abstención? ¿Favorecerla? ¿Que los indecisos ahonden en la polarización como indican los sondeos difundidos hoy? Nos lo preguntaremos esta tarde con Elisa Beni, Juan Manuel de Prada y Antón Reixa.


© 1998-2019 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.