Leer mal la realidad es un mal extendido entre nuestra clase política y no sólo entre el independentismo

Editorial del 22 de octubre de 2019

¿Saben lo que es la disonancia cognitiva? Según Joan Coscubiela, siempre certero en sus análisis, es lo que les sucede a nuestros políticos. Decía Leon Festinger, el psicólogo que acuñó el término, las personas que padecen esta disonancia cognitiva, acaban recurriendo al autoengaño para resolver conflictos. Es decir, niegan la realidad y crean otra que encaja con su marco mental. Ahí tenemos hoy, por ejemplo, la resolución del Parlament de Cataluña insistiendo en la autodeterminación.

Coscubiela explica que "es bastante evidente que Quim Torra tiene un trastorno profundo de disonancia cognitiva, es decir, es incapaz de ver la realidad y entenderla. Desgraciadamente no es el único porque me temo que a nivel del estado tanto político como mediático hay mucha gente afectada por la disonancia cognitiva, se niega ver la complejidad y la profundidad del conflicto que hay en estos momentos y pretender plantear que este es sólo un problema de orden público es sin duda una de las maneras en que se expresa esa disonancia cognitiva".

Leer mal la realidad es un mal extendido entre nuestra clase política, "casi una epidemia", dice Coscubiela, y no solo entre el independentismo.

Hablaremos de la disonancia cognitiva y el autoengaño de los líderes políticos en el Gabinete con Arantxa Tirado, Javier Gállego y Xavier Sardà.


© 1998-2020 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.