La nueva ejecutiva del PSOE está en su derecho de cambiar para provocar otro resultado al conocido

Editorial del 19 de junio de 2017

Hay una máxima muy sencilla de entender que dice que “si haces las mismas cosas no esperes resultados distintos”. No hay más que leer o escuchar hoy muchos editoriales y comentarios mediático-políticos, para darse cuenta de que el PSOE de Pedro Sánchez no les gusta porque temen resultados distintos al que ellos desean, que es que siga gobernando Rajoy.

Están en su derecho, como lo está la nueva ejecutiva del PSOE de intentar cambiar ciertas cosas para provocar otro resultado al conocido.

Siguiendo el libro de estilo del actual oficialismo es casi imposible que nadie salvo el PP pueda gobernar, aunque la suma del voto de izquierdas llegue a ser mayor. El PP puede gobernar con Ciudadanos, y cualquiera ve coherente que derecha y liberales se entiendan, pero insisten en que la socialdemocracia no puede pactar con nadie a su izquierda. Una bonita ley del embudo que alejaría para siempre la alternancia de gobierno.

El nuevo PSOE tendrá que oír mucho que se ha abrazado al radicalismo y el sectarismo. Pero después de ser llamado “insensato sin escrúpulos”, por el rotativo de cabecera de sus mayores, Pedro Sánchez podrá metabolizar lo que venga. Es más, muy a su pesar, le siguen haciendo campaña.


© 1998-2018 www.juliaotero.net