Pablo Iglesias se juega en la moción de censura más de lo que parece

Editorial del 12 de junio de 2017

Pues ha empezado otra semana de tormenta perfecta: la tensión entre gobierno catalán y español vive sus horas más altas.

Según las encuestas publicadas en diversos medios, el PP de Rajoy vive sus horas más bajas -con retrocesos de hasta 3 puntos en un mes en la intención de voto- y para que no falte de nada, mañana España vivirá la tercera moción de censura de la era democrática.

La primera fue contra Suárez, la segunda contra González y la de mañana, contra Rajoy. Las dos primeras acabaron sin éxito inmediato, pero la primera lo tuvo en diferido porque agrandó la figura de Felipe González, que arrasó en las siguientes elecciones.

La que planteó Hernández Mancha, sin embargo, no solo no acabó con Felipe sino que acabó con su propia carrera política. Vamos lo que se considera un tiro en el pie o los dos. Pablo Iglesias se juega, pues, mañana más de lo que parece. Si se reforzará como líder o si ayudará a sus enemigos a segar la hierba bajo sus pies, lo veremos en los próximos días.

El debate se prevé bronco pese a que aún no está claro quienes serán los intervinientes de todos los grupos parlamentarios.


© 1998-2018 www.juliaotero.net