Ciudadanos ha dejado siempre claro que si llegaba lo de hoy, Pedro Antonio tendría que dimitir. Se admiten apuestas

Editorial del 20 de febrero de 2017

El presidente de Murcia tendrá que ir el 6 de marzo al Tribunal superior de Justicia de Murcia en calidad de imputado/investigado por el caso “Auditorio”. Se investigan irregularidades en el proceso de adjudicación y construcción de un auditorio en Puerto Lumbreras cuando él era el alcalde de esa localidad.

Según el juzgado de Lorca podría haber incurrido en prevaricación, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos. Pedro Antonio Sánchez se libró de la imputación que le vinculaba a la púnica la semana pasada, pero el lunes ha empezado con esas malas noticias para él del TSJ de Murcia.

Veremos qué decide la justicia tras escucharle el 6 de marzo, lo que sí escuchamos todos hace 10 días es a Pedro Antonio Sánchez afirmar que si le imputaban por el caso auditorio él dimitiría por que “cumplo lo que firmo y no esperaría a que nadie me lo pidiera”.

Fueron sus palabras textuales. “Lo que firmo” hace alusión a su compromiso con el partido de Albert Rivera, por el que llegó a la presidencia de la comunidad. Ciudadanos ha dejado siempre claro que si llegaba lo que ha llegado hoy, Pedro Antonio tendría que dimitir.

Se admiten apuestas. Para el chascarrillo quedan las declaraciones de Rajoy hace unos meses: “Pedro Antonio, cuentas con mi apoyo total y absoluto porque te lo mereces”. Era un presagio.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.