No era previsible que Rajoy tuviera tantos peones entre sus adversarios

Editorial del 30 de septiembre de 2016

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha dicho esta mañana en Antena 3 que su partido no fue todo lo flexible que debiera haber sido después de las primeras elecciones en diciembre del año pasado. En plena crisis política, en un bloqueo institucional que está destruyendo tantas cosas importantes, entre ellas el Partido socialista, no está mal reconocer y recordar que no hubiéramos llegado hasta aquí si Podemos se hubiese abstenido en el mes de marzo y hubiese dejado gobernar a PSOE y Ciudadanos.

De aquellos lodos vienen buena parte de los barros de hoy, incluido ese golpe de mano en el PSOE que según Borrell parece haber sido diseñado por “un sargento chusquero”.

Se aleja el peligro de las terceras elecciones y se acerca Rajoy a su segunda investidura. Ya dijimos hace 2 meses que, si finalmente había gobierno, significaría que o Sánchez se había ido o se había ido Rajoy. Lo que no era previsible es que el actual presidente en funciones tuviera tantos peones entre sus adversarios.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.