Las elecciones vascas no supondrían un empujón para ninguno de los candidatos al Gobierno

Editorial del 7 de septiembre de 2016

Considerando que, desde el fracaso de la investidura de Rajoy, los ojos están puestos en los resultados del País Vasco, tiene interés añadido la macroencuesta electoral en Euskadi difundida esta mañana.

Según ese sondeo el PNV ganaría sin problemas las elecciones, obteniendo exactamente el mismo resultado que ya tiene, 27 diputados. La mayoría absoluta en la cámara vasca está en 38 escaños de modo que a Urkullu le faltarían 11 votos para su investidura. En Euskadi no conocen la mayoría absoluta, así que están muy bregados en buscar acuerdos y llegar a pactos. Si esta vez hay muchos ojos puestos en las elecciones es porque si el PNV pudiera sumar en Vitoria con el PP, podría darse un intercambio de favores, votando a favor en Madrid de la investidura de Rajoy.

Pues bien según el sondeo vasco el PP alcanzaría 8 escaños -perdería 2 respecto a los que tiene- que sumados a los 27 del PNV, da 35, o sea, a 3 de la mayoría absoluta. No parece pues, de confirmarse en las urnas estos resultados, que Rajoy pueda tener esperanza en un cambio de actitud del partido nacionalista vasco. Lo curioso es que los socialistas obtendrían, siempre en el sondeo, el mismo resultado que el PP, 8 escaños. O sea, las elecciones vascas no supondrían empujón alguno para ninguno de los candidatos.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.