Indecisos y abstencionistas pueden introducir cambios relevantes

Editorial del 9 de junio de 2016

Ya estaban las cosas poco calientes y va y llega la última encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas.

Siendo el más votado, pierde escaños el PP, los pierde el partido socialista, también Ciudadanos y los gana la coalición de Unidos Podemos. Más que sorpasso es un “zarpazo” lo que el CIS pronostica para el 26 J: el partido de Pablo Iglesias y Alberto Garzón sería la segunda opción más votada en número y en escaños. La suma de ambos es mucho más que una suma: Si entre los dos tuvieron en diciembre 71 diputados, el vaticinio del CIS les da entre 88 y 92. El partido de Pedro Sánchez perdería entre 10 y 12 diputados, entre 2 y 5 serían los escaños que se dejaría por el camino el partido de Rajoy y 1 o 2 el de Albert Rivera.

El Zarpazo de Unidos Podemos se hace notar en las comunidades históricas: ganaría a todos en Cataluña y en Euskadi, adelantaría incluso al PNV.

Hay sin embargo una bolsa importante de indecisos que junto a los abstencionistas pueden introducir cambios relevantes. Primera conclusión, pues: la campaña va a ser importante y decisiva. La segunda es que si el CIS no se equivoca, en la división del electorado español entre centro izquierda y centro derecha, es incuestionable que gana por goleada el primero. Tomando las horquillas más altas de todos tendríamos que PP y Ciudadanos sumarían 150, y Podemos más PSOE, 172, a solo 4 de la mayoría absoluta.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.