El nudo sigue siendo gordiano, pero hay un innegable punto de inflexión

Editorial del 30 de marzo de 2016

"Hoy está más cerca el gobierno del cambio que la repetición de elecciones". Es la frase pronunciada hace poco más de una hora por el líder socialista Pedro Sánchez.

Es innegable que algo se está moviendo desde que Pablo Iglesias, tras su encuentro con el Partido Socialista, ha renunciado a su entrada en un hipotético gobierno "si mi presencia supone una dificultad", ha dicho. El líder de Podemos apela a la vía de los 161, es decir, el número de diputados que suman PSOE, Podemos, Izquierda Unida y Compromís. ¿Dónde queda el pacto con Ciudadanos? Si atendemos a lo añadido por Sánchez, “La noticia hoy es que Podemos ha aceptado sentarse a negociar con el Partido Socialista y con Ciudadanos”. Aunque es verdad que Iglesias no contempla, aún, que Ciudadanos esté en ese gobierno. ¿Qué dice el socio prioritario de los socialistas? Pues en boca de su vicesecretario general, “que están dispuestos a discutir con Podemos medidas concretas que están en el acuerdo de gobierno que su partido Ciudadanos firmó con el PSOE".

El nudo sigue siendo gordiano, pero hay un innegable punto de inflexión que nadie sabe cómo acabará. Por de pronto, el portavoz del PP habla de "tumbos". Es el resumen de lo que Hernando considera que hace el PSOE, dar tumbos. Si no lo fueran, acabarían por ser la tumba política del PP.

Así que entre tumbos y tumba están las cosas. Entre gobierno nuevo o nuevas elecciones.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.