El Banco Central Europeo lleva tres años intentando ser parte de la solución

Editorial del 10 de marzo de 2016

Había muchas expectativas en el mundo financiero para la reunión de marzo, hoy jueves, del Banco central europeo. Y solo hay que ver las Bolsas y las subidas espectaculares a esta hora para comprobar que Mario Draghi no ha decepcionado al mundo económico.

¿Qué medidas son esas que han animado a los parqués europeos, incluido el IBEX español? Pues bajar y dejar a 0 el interés del dinero en la eurozona. Y, sobre todo, ampliar de 60 a 80 mil millones de euros mensuales, la cifra que puede inyectar en el sistema financiero. La combinación de la bajada de tipos y el aumento de dinero en el sistema busca combatir el riesgo de deflación y de parálisis del crecimiento europeo.

¿Hay alguna buena noticia para los ciudadanos? En principio sí, si los bancos aprovechan esa inyección multimillionaria para dar crédito a particulares y empresas, en definitiva, eso que llamamos economía real.

El Banco Central Europeo lleva tres años intentando ser parte de la solución, después de años negros en que formó parte de los problemas económicos de Europa justo cuando arreciaba la crisis.


© 1998-2018 www.juliaotero.net