El bucle de la corrupción dibuja un complejo mapa de idas y venidas de grandes sumas de dinero

Editorial del 9 de enero de 2014

La mujer de Bárcenas, el sobrino de Manuel Fraga y los dos últimos expresidentes de Sacyr, Luis de Rivero y José Manuel Loureda también tienen cuentas en suiza según la prolija documentación enviada ayer por la Confederación helvética al juez Pablo Ruz.

No ha sido fácil ni rápida la respuesta suiza a las reiteradas peticiones de información del juez de la Audiencia Nacional, quién cada vez dispone de más piezas del puzzle de la corrupción vinculada a Gurtel.

Recordemos que Ruz citó como imputados del caso Bárcenas a nueve presuntos donantes del Partido Popular que aparecen en la contabilidad B del extesorero. Entre ellos se encuentra el propio Luis de Rivero, expresidente de Sacyr. Por cierto que el otro expresidente, Loureda, también con cuentas opacas en Suiza, fue quién vendió casi tres millones de acciones de Sacyr el día previo a Navidad, justo antes de la caída de Sacyr en la Bolsa, al hacerse públicos sus problemas presupuestarios en la obra del Canal de Panamá.

El bucle de la corrupción dibuja un complejo mapa de idas y venidas de grandes sumas de dinero. Personas que figuran imputadas por ser presuntamente donantes, son también receptoras de pagos millonarios. Un lío. Lo único claro es que esa ingente cantidad de dinero era nuestro. De todos.


© 1998-2018 www.juliaotero.net