La séptima vez en Democracia que se aprueba una ley sin consenso

Editorial del 10 de octubre de 2013

El 10 de octubre pasará a la historia de la Educación en España como la séptima vez en Democracia que se aprueba una ley sin consenso.

No hay país en el mundo desarrollado que haya dejado algo tan vital para el presente y el futuro de una nación como es la Educación, al criterio de un solo partido político. En los países serios, la formación de sus ciudadanos es una cuestión de Estado en la que nada se aprueba sin pactos de largo alcance en el que propuestas ideológicas distintas alcanzan un mínimo común denominador. Ese mínimo es el interés general, o sea, el futuro.

La LOMCE, ley orgánica para la Mejora de la Calidad educativa, se ha aprobado esta mañana sin un solo apoyo parlamentario fuera del aportado por la mayoría absoluta del PP. La ley Wert echará a andar con la mitad de la Cámara enojada y predispuesta a su derogación a la mínima oportunidad


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.