La sociedad alemana está vacunada contra las mayorías absolutas

Editorial del 23 de septiembre de 2013

“Influencia de la correlación espacial de la velocidad de reacción bimolecular en los medios densos”. Tomen nota: con esa tesis se doctoró en Física Angela Merkel en 1986.

El día después de que los alemanes “nos” hayan reelegido a la Canciller por otros 4 años, la dama de hierro que surgió del frío ya ha dado muestras de cómo es de pactista la derecha germana. Por de pronto y pese a su proximidad a la mayoría absoluta, no parece dispuesta a gobernar a solas sino que intentará el pacto con otros. No perdamos de vista que en la Cámara alta alemana, Merkel tiene que entenderse con la oposición. Cosa para la que ha demostrado dotes sobradas.

La sociedad alemana está vacunada contra las mayorías absolutas y sus ciudadanos suelen desear el entendimiento de sus líderes. O sea, la pena es no ser alemanes.

Con un paro del 5%, el porcentaje más bajo de la Unión, a quién puede extrañar un resultado tan exitoso para una mujer austera que sigue haciendo la compra cada viernes por la tarde.

Lo malo es que nos matará de hambre. Por mucho que Rajoy haya celebrado su triunfo.


© 1998-2018 www.juliaotero.net