Los políticos catalanes están obligados a responder a la incertidumbre del futuro de Cataluña

Editorial del 11 de septiembre de 2013

El día amaneció gris y lluvioso en Cataluña aunque el ambiente festivo ha impregnado esta DIADA especial durante lo que llevamos de jornada. Falta una hora y 14 minutos para que la “cadena” se una y muestre una imagen potentísima de no sé sabe aún cuantos cientos de miles de catalanes.

Más allá de las lecturas políticas interesadas, es evidente que ciudadanos independentistas, no independentistas e indecisos conviven en Cataluña sin más problemas que la incertidumbre de futuro que les une a todos.

Los políticos están obligados a dar respuestas sí o sí y, en todo caso, el tablero parlamentario catalán está llamado a grandes cambios que añadirán mucha dificultad a la situación.

Asombrar al mundo es lo que pretende hoy Artur Más -lo  ha dicho en inglés esta mañana-. Aunque lo asombroso sería que todos los que tienen papel en esta obra -en Barcelona y Madrid- tuvieran suficiente inteligencia para afrontarlo.


© 1998-2018 www.juliaotero.net