Para firmas, las del Majestic

16/12/2016

El PP de Rajoy podría responder así al último aguijón de Aznar, que si fue presidente en 1996 con el voto de Pujol fue a cambio de ceder competencias en Sanidad y Educación, incluida la ley de política lingüística. Aznar echó a Vidal Quadras –encabronaba sobremanera a los convergentes– y habló catalán en la intimidad. ¿Y ahora el problema es el tímido diálogo que ha iniciado la vicepresidenta en Cataluña?


© 1998-2018 www.juliaotero.net