Julia Otero: "En España los empresarios o banqueros no conceden entrevistas"

Europa Press, 4 de junio de 2012

Por Irene Díaz

Julia Otero ha regresado por la puerta grande a televisión. Tras siete años de ausencia, la periodista ha vuelto a conquistar a la audiencia con 'Entrevista a la carta' un nuevo programa a su medida que recupera el formato de la entrevista para el gran público.

Madre de una niña de quince años, Julia comparte su vida desde hace años con Josep, médico de profesión. A caballo entre Madrid y Barcelona, compagina la preparación del nuevo programa de Televisión Española con su programa en Onda Cero 'Julia en la onda' viviendo este nuevo reto como un sprint final de temporada que aunque temporalente la haga correr de un lado a otro con la constante sensación de no llegar nunca a tiempo, acabará antes que el verano.

- ¿Cómo afrontas tu vuelta a televisión y qué esperas de ella?

- Espero convocar a un tipo de espectador que tal vez echaba de menos en el primetime de la tele una propuesta como 'Entrevista a la Carta'. Todos sabemos que las aspiraciones deben ser modestas, aunque vamos a exigirnos dar todo lo que el formato permita.

- ¿Les costó mucho convencerte?

- El primer día les atendí por cortesía, soy sincera. Pero enseguida me dí cuenta de que el proyecto estaba muy elaborado, era goloso para cualquier comunicador, y que me iba a ser muy difícil no caer en la tentación. No tenía ninguna excusa para dejar pasar ese tren.

- ¿Qué veremos en 'Entrevista a la Carta'?

- Veremos un primer espada de cualquier ámbito escogiendo a sus entrevistados, descartando por fuerza a otros, y descubriendo todas las aristas de su personalidad. Y lo veremos en un plató moderno, con una pantalla y tecnología espectaculares.

- Supongo que no verás 'Gran Hermano' como un rival...

- Eso sería incluso pretencioso por mi parte. El primetime es durísimo; si no es 'Gran Hermano' serán otros formatos, la mayoría super-producciones televisivas con cuyo presupuesto de una sola noche, se harían como mínimo una docena de 'Entrevistas a la Carta'.

- ¿Qué personajes veremos pasar por el programa?

- Intentaremos que lo mejor de cada casa, pero ellos también deben querer. Y España es un país en el que, por ejemplo, los grandes empresarios o banqueros no conceden entrevistas. En otros países eso sería reprobable, aquí parece que nos resignamos. Los políticos, tampoco están muy locuaces, cuando no huidizos. Hace un mes que estamos trabajando con las agendas de muchos personajes relevantes de todos los ámbitos. Se irá viendo.

- ¿Hay algún personaje que te interesa especialmente entrevistar?

- Al presidente del gobierno, sobre todo. Entiendo que está viviendo los momentos más duros de su vida política, pero sería estupendo que quisiera compartirlos con los espectadores y al mismo tiempo abrir una ventana de esperanza en medio de tanta oscuridad.

- Tu vida se ha tenido que convertirse en una locura, ¿cómo compaginas esta nueva aventura con la radio?

- Lo que no compagino es la vida, pero es un sprint de fin de temporada. Son solo 8 entrevistas a la Carta. Un par de meses taquicárdicos los aguantamos todos. Luego, llegará la última semana de Julio.

- No regresas en el mejor momento ¿cómo ves el futuro de la casa?

- Con enormes incertidumbres que espero que se resuelvan pronto y con inteligencia. Tenemos una buena televisión pública, llena de profesionales competentes y competitivos. El modelo es la BBC o la televisión pública francesa, o sea, rigor y calidad.

- ¿Qué te ha dado la radio?

- Todo: libertad, estabilidad, adrenalina, desafío, alegría. Todo. La radio es mi compañera de viaje.

- Tu vuelta ha levantado ampollas, ¿sabes por qué?

- Muy pocas pero aparatosas, eso sí. No sé por qué. Ruboriza leer o escuchar los argumentos, no por que sea yo, sino porque quienes los profieren pertenecen a un oficio hermoso y digno como el periodismo.

- ¿Qué conclusiones sacas de tanto revuelo?

- No he observado ningún revuelo: ni en La Cometa, la productora de 'Entrevistas a la Carta', que ha trabajado largo tiempo en Telemadrid, ni en Televisión Española, ni en ningún partido político, ni en el grupo Antena3. Al contrario, he recibido buenísimas vibraciones de todos.

- ¿De cuál de todos tus logros profesionales y personales te sientes más orgullosa?

- De seguir aquí 30 años después, en una cadena como Onda Cero haciendo la radio que quiero y de tener la oportunidad de volver a tve a hacer la tele que me gusta. No puedo pedir más.

- Aparentas ser una mujer muy segura ¿Lo eres?

- No. Las dudas me asaltan en todas las esquinas. Pero los años enseñan a gestionarlas y resolverlas con humildad y cierta determinación.

- ¿Te deja tiempo para ti la profesión?

- A las mujeres siempre nos queda tiempo. ¿No sabías que nuestros días tienen 26 o 27 horas?. Un prodigio: somos las grandes privilegiadas de la Historia, jaja.

- ¿Cómo está tu hija Candela?

- Guapa, lista y cariñosa. Cuando escucho historias para no dormir sobre adolescentes, me siento afortunada. Y muy orgullosa de ella.

- ¿Seguirá tus pasos?

- Más bien seguirá los de su padre. Le gusta la medicina y la biología. No salió de letras, digamos, sino de ciencias. Y no, nunca manifestó interés alguno por el periodismo ni la comunicación, aunque tiene un conocimiento de la actualidad poco común en los chicos de su edad.

- ¿Te has perdido algo para conseguir llegar donde has llegado?

- He procurado perder el sentimiento de culpa que nos intentan inculcar a las mujeres que dedicamos muchas horas a la vida profesional. Me molestó mucho, por ejemplo, que las propias mujeres criticaran a la vicepresidenta del gobierno por no tomarse la baja maternal. Ese tipo de mensajes son tóxicos y hay que combatirlos.


© 1998-2018 www.juliaotero.net                 

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos y ofrecer una navegación óptima. Al utilizar nuestra página web entendemos que aceptas su uso. Para más información sobre las cookies y su uso en nuestra web, consulta nuestra Política de cookies.